HISTORIA DEL PUERTO DE TAPIA DE CASARIEGO, SU PASADO Y SU CREACIÓN


C/ Rapalcuarto, Tapia de Casariego (Asturias). N-634 entre el Km. 544 y 545CP. 33749 

TEL: 637 287 867  

E-MAIL: navalin@apartamentosnavalin.es

  • www.apartamentosnavalin.es/servicios
  • instagram apartamentos navalin
  • facebook apartamentos navalin
  • www.apartamentosnavalin.es/servicios

© 2020 by Apartamentos Navalin   Aviso Legal

  • Apartamentos Navalin

HISTORIA DEL PUERTO DE TAPIA DE CASARIEGO


Redactado por Jesús Fernández López

(Amigos de la Historia de Tapia)

El puerto de Tapia de Casariego se localiza en un enclave cuya orografía le dota de una resguardada ensenada, haciendo del lugar un perfecto fondeadero natural. Por otro lado el río de Los Corrigos desembocaba allí, lo que proporcionaba un espacio perfecto para varar las embarcaciones.


Seguramente la configuración geográfica alentó a emplear este espacio como puerto y fondeadero desde la antigüedad. Cuando los romanos llegaron a estas tierras posiblemente lo utilizasen con el fin de fondear sus embarcaciones para cargar o descargar mercancías o bien para resguardarlas de los temporales.



Este puerto natural mejoraría durante la Edad Media hasta convertirse en un punto de relativa importancia en la costa occidental asturiana. Aproximadamente entre los siglos XVII y XVIII la actividad se incrementó debido a la caza de la ballena franca. Esta práctica fue traída por los balleneros vascos procedentes de Orio. A partir de este momento el crecimiento de Tapia se concentraría en torno al puerto.

A finales de este intervalo de tiempo hay que destacar una cierta importancia estratégica del puerto de Tapia. De esto da cuenta la creación de un puesto de artillería con dos cañones en el promontorio costero que hoy conocemos como “Os Cañois”. Con ello se busca evitar que el pueblo fuese saqueado por enemigos durante periodos de guerra.

La desaparición de la ballena franca en el mar Cantábrico y con ella su caza, tiene como consecuencia que durante el siglo XVIII los tapiegos se dedicasen a la pesca. Esta actividad pronto cobró importancia, llegando a existir un considerable número de embarcaciones, así como de personas, que se dedicasen a ella. De este modo Tapia se convertía en una villa marinera.

Hay que tener en cuenta que, dentro del recorrido histórico que hemos hecho, el aspecto del puerto de Tapia distaba mucho del que hoy conocemos. Se trataba de una ensenada natural con ciertas adaptaciones para poder servir como puerto. La configuración actual se la debemos a dos personajes muy importantes en la historia local; Fernando Fernández Casariego y Fernando Pérez Casariego.

El primer personaje fundó el concejo de Tapia de Casariego en 1863, que hasta entonces había pertenecido a Castropol, y realizó obras de notable importancia para la villa como el murallón, el edificio que es actualmente el ayuntamiento, los edificios que hoy en día conforman el IES Marqués de Casariego, el alcantarillado… Entre sus intenciones estaba la de dotar a Tapia con un puerto solvente, para lo que elaboró un ambicioso proyecto que entonces no se pudo llevar a cabo. Será Fernando Pérez Casariego, su sobrino, quien ejecute tal obra.

Se elabora un primer proyecto que se verá sometido a recortes en su presupuesto dando lugar a un segundo proyecto, el cual se llevará a cabo. En él aparecen reflejados la mayor parte de los elementos que lo conforman hoy en día; el muelle del Rocín, el Malecón (Rompeolas), el muelle de Fuera y el muelle de Tierra.



Finalmente, las obras terminan en 1880.  Estos cambios permitieron disponer de un puerto adecuado para los buques mercantes de cabotaje, incrementándose los atraques y por ende cargas y descargas de dichos navíos. La pesca también se vio favorecida, nuevos barcos arribaron al puerto y las mejoras permitieron hacer un poco más fácil una dura profesión como lo es la de marinero. La industria conservera se benefició mucho de esta situación incrementándose el número de empresas y empleados. El puerto se había convertido en el corazón del joven concejo de Tapia.

 A partir de entonces los nuevos elementos arquitectónicos se verían sometidos a fuertes temporales y reparaciones, así como obras de mejora y dotación de equipamientos, algo que se ha prolongado hasta nuestros días, como ejemplo la incorporación de una nueva grúa este año.

El puerto es una importante parte de Tapia con una dilatada historia que marcó y definió las vidas de muchos tapiegos, configuró el crecimiento del pueblo y sirvió como abrigo y refugio a muchas embarcaciones. Un elemento que a día de hoy sigue vivo.

Mejor precio
garantizado

|